Jueves Sacerdotal

Autor: Buela Carlos Miguel . Visitas: 4003

Jueves Sacerdotal

El día Jueves Santo es una fecha de gran importancia para todo sacerdote católico, pues es este día en el que se efectuaron por primera vez los misterios que han marcado para siempre su vida, como son la institución del sacerdocio; la institución de la eucaristía y el inicio de la Pasión del Señor.

En el presente sermón el Padre Carlos Buela resalta la importancia de este día, y el modo en el que debe ser vivido por todo sacerdote católico.

Acerca del Autor

Buela Carlos Miguel

Buela Carlos Miguel

El padre Carlos Miguel Buela, I.V.E., es sacerdote desde el 7 de octubre de 1971. Desde el comienzo de su sacerdocio se avocó con ahínco a la pastoral juvenil, con la convicción de que la Iglesia se ocupa de los jóvenes “no por táctica sino por vocación”.

Ha fundado el “Instituto del Verbo Encarnado” y el Instituto “Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará”, rama femenina de la Familia religiosa “del Verbo Encarnado”. Ambos institutos cuentan con rama contemplativa y activa y a 26 años de fundación  tienen  más de 1500 miembros misionando en los cinco continentes. Su carisma  es la prolongación de la Encarnación del Verbo en todas las manifestaciones del hombre y su fin específico la evangelización de la cultura.

Entre sus libros encontramos Jóvenes hacia el tercer milenio, libro que ya lleva la quinta edición y fue premiado en la Feria Internacional del Libro como «mejor libro sobre Religión y Espiritualidad».También es autor del Catecismo de los jóvenes, Modernos ataques contra la familia, María de Luján. El misterio de la Mujer que espera; Fátima. Y el sol bailó; Sacerdotes para Siempre, Pan de vida eterna y Cáliz de eterna salvación, y de numerosos artículos publicados en diversas revistas. Incansable predicador y gran propulsor de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola.

Comentarios (1)

  • Pedro Pinto

    Pedro Pinto

    04 Abril 2015 a las 12:52 |
    Que el tema es delicado, que el tema es difícil. No hay tal. El mandato es más claro que el agua (Mt 5,32). Quien lo manda tiene la autoridad infinita. Eso facilita las cosas al máximo. Que algo malo sea cometido por muchos ni lo hace bueno ni complica su tratamiento. Como dice el P. Fuentes, los que viven en adulterio prefieren separarse para siempre de Dios que temporalmente de su ser amado, a quien aman más que a Dios, cuando lo establecido es amar a Dios sobre todo. Estas personas en este "dilema" quieren lo mejor de los dos mundos: pasarla bueno aquí pecando y pasarla bueno en la eternidad. Y eso no es posible.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • La fecundación artificial
      La Escritura en la vida del hombre
      Reducción de embriones
      Eucaristía y concubinos
      La conversión
      El milagro de la Resurrección
      Visperas Solemnes de Confesor
      Motivos para amar a Dios en el orden natural
    • La virtud de la caridad
      Qué nos da la fe
      La Iglesia
      Las Dos Mujeres del Apocalipsis
      Conferencia sobre Martín Lutero
      Demonio de la acedia, ¿por qué?
    • De la Vida de Cristo
      Si vas a ser misionero
      Catecismo Mayor