La libertad

Autor: Fuentes Miguel Ángel IVE . Visitas: 4213

La libertad

Dos realidades aparentemente similares, aunque radicalmente diversas conviven en nuestro mundo, la libertad verdadera, que hace a los hombres volar alto y sin traba alguna, y el liberalismo, que bajo capa de un total "haz lo que quieras", somete y esclaviza a sociedades enteras.

Acerca del Autor

Fuentes Miguel Ángel IVE

Fuentes Miguel Ángel IVE

El P. Miguel Ángel Fuentes, es sacerdote del Instituto del Verbo Encarnado, ordenado en 1984. Licenciado en teología por la Pontificia Universidad Angélicum, de Roma; y doctor en Teología con especialización en Matrimonio y Familia, por el Instituto Giovanni Paolo II, de la Universidad Lateranense de Roma.

Ha sido profesor en la Universidad Católica de San Luis, en el Seminario Diocesano de San Rafael, en la Casa de estudios Fulton Sheen Residence, en Washington (USA), en el Estudiantado Santa Catalina, de San Rafael (Argentina), y en el Seminario religioso del Instituto del Verbo Encarnado, en San Rafael. Actualmente es docente en este último centro de estudios y dicta cursos de actualización teológica en Argentina, Italia y Estados Unidos.

Ha publicado numerosos artículos en revistas de teología, una veintena de libros (algunos de ellos traducidos al inglés, al italiano, al portugués y al árabe), y los veintiún números de la colección “Virtus” (sobre formación de la afectividad). Es el director de la página “El Teólogo Responde” y asesor del CEyTEC (Centro de estudios y tratamiento de enfermedades de la conducta).

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • Al principio no fue así
      El dispositivo intrauterino
      El daño hecho por el progresismo
      La unidad de la Iglesia
      El positivismo jurídico y su vinculación con el totalitarismo político
      El milagro de la Resurrección
      El liberalismo
      La apologética tomista hoy
    • Conferencia sobre Martín Lutero
      La Vocación
      La Reforma de Lutero
      Lucha y victoria sobre la acedia
      La correcta interpretación del Concilio Vaticano II
      Demonio de la acedia, ¿por qué?
      Fe viva y fe muerta
    • Teología del cuerpo
      El hombre común
      El secreto admirable del Santísimo Rosario