Colombiere San Claudio

Colombiere San Claudio

En 1659, entra a la Compañía de Jesús y después de 15 años de vida religiosa, busca el medio de alcanzar la más alta perfección posible. Fue entonces que hace un nuevo voto, consistente en observar fielmente la regla y las constituciones de su Orden bajo pena de pecado. Aquéllos que le conocían pudieron certificar que ese voto era observado con la mayor exactitud.

En 1674, el Padre de la Colombière fue elegido superior de la Casa de los Jesuitas enParay-le-Monial, y es ahí donde se hace director espiritual de Santa Margarita María Alacoque, lo que hace de él un apóstol ardiente de la devoción del Sagrado Corazón. Era hermano de Joseph de La Colombière, vicario general en Canadá.

En 1676 fue enviado a Inglaterra como predicador de la Duquesa de York, la futura Reina de Inglaterra. De igual manera en la Corte de Saint-James. Aún en dificultades, consigue guiar a Santa Margarita por medio de cartas.

Acabó con la salud alterada, afectada de enfermedades de la garganta y pulmonares que parecían amenazar su trabajo de predicador. Atiende su llamada a Francia pero es arrestado y puesto en la prisión de King's Bench Prison, siendo denunciado como conspirador. Su calidad de predicador de la Duquesa de York y la protección de Luis XIV, le permitieron escapar de la muerte, pero fue condenado al destierro en (1679).

Pasa los dos últimos años de su vida en Lyon, donde era el director espiritual de jóvenes jesuitas. Sus principales trabajos comprenden Réflexions Pieuses, Méditations sur la Passion, Retraite et Lettres Spirituelles, fueron publicados bajo el título de Œuvres du R. P. Claude de la Colombière (Avignon, 1832 ; París, 1864).

Sus reliquias se conservan en Paray-le-Monial en la Capilla de La Colombière cercana al convento de las Religiosas de la Visitación.

Canonizado por el Papa Juan Pablo II el 31 de mayo de 1992. Su fiesta es el 15 de febrero.

 

 

  

    • La psicología de la tentación
      El llamado a la conversión
      El amor de los esposos
      Eucaristía y concubinos
      Homosexualidad y adopción
      El liberalismo
      La Virgen y el Rosario
      La virtud verdadera y la virtud falsa
    • Acerca del demonio
      La Reforma de Lutero
      El nuevo orden mundial en el pensamiento de Fukuyama
      Vayan por todo el mundo llevando el Evangelio
      Demonio de la acedia, ¿por qué?
      El Pecado Original
      Fátima
      La acedia eclesial
    • Aunque todos... yo no
      La realeza de Cristo en el momento actual
      Las fuentes de la alegría