Comentario al Apocalipsis

Autor: Fuentes Miguel Ángel IVE .Visitas: 3473

Comentario al Apocalipsis

El Apocalipsis es el libro difícil de la Biblia; el libro oscuro. Pero su oscuridad es parte esencial de su valor y del designio providencial de Dios. Porque la misma dificultad de su interpretación le da una universalidad que no tiene ninguna profecía perfectamente determinada. Nadie se preocupa por las visiones de las setenta semanas de Daniel, puesto que todos la dan por cabalmente realizadas en los tiempos de la vida de Jesús, ni se desvela por identificar la almah de Isaías, que la Virgen de Nazaret encarna sobradamente. Pero las afirmaciones del Apocalipsis, ¿a qué época se refieren? ¿A los tiempos del vidente, a los nuestros o a los finales (o a los nuestros por ser los últimos)? Unas se refieren a unos y otras a otros, y para otras son posibles diversos cumplimientos, parciales o definitivos. Pero siempre son susceptibles de ser aplicadas al momento presente de la historia que en todo instante puede ser el último, el penúltimo o simplemente otra fase más que guarda impactantes semejanzas con los tiempos postreros.

Por eso me resulta luminoso el pensamiento de Dolindo Ruotolo cuando se responde a sí mismo a la pregunta que tantas veces me ha tocado escuchar y que él expresa así: “si este libro es tan misterioso hasta el punto de resultar a veces indescifrable, ¿por qué nos lo ha dado Dios?” Y contesta el viejo exégeta del Vesubio: porque tratándose de las pruebas supremas que la Iglesia padecerá antes de unirse triunfalmente en el Cielo, precisamente la oscuridad y la dificultad que entraña para ser descifrada, empuja a todo cristiano a mantenerse firme en la fe y a ser fiel a Dios en las pruebas que le toca sufrir a la Iglesia de su propio tiempo.

R.P. Miguel Ángel Fuentes

Acerca del Autor

Fuentes Miguel Ángel IVE

Fuentes Miguel Ángel IVE

El P. Miguel Ángel Fuentes, es sacerdote del Instituto del Verbo Encarnado, ordenado en 1984. Licenciado en teología por la Pontificia Universidad Angélicum, de Roma; y doctor en Teología con especialización en Matrimonio y Familia, por el Instituto Giovanni Paolo II, de la Universidad Lateranense de Roma.

Ha sido profesor en la Universidad Católica de San Luis, en el Seminario Diocesano de San Rafael, en la Casa de estudios Fulton Sheen Residence, en Washington (USA), en el Estudiantado Santa Catalina, de San Rafael (Argentina), y en el Seminario religioso del Instituto del Verbo Encarnado, en San Rafael. Actualmente es docente en este último centro de estudios y dicta cursos de actualización teológica en Argentina, Italia y Estados Unidos.

Ha publicado numerosos artículos en revistas de teología, una veintena de libros (algunos de ellos traducidos al inglés, al italiano, al portugués y al árabe), y los veintiún números de la colección “Virtus” (sobre formación de la afectividad). Es el director de la página “El Teólogo Responde” y asesor del CEyTEC (Centro de estudios y tratamiento de enfermedades de la conducta).

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • La paciencia y la Providencia de Dios
      Masonería e Iglesia
      Alfredo Bufano
      Distintas clases de cruces
      La Resurrección
      Matrimonio mixto
      Separación y divorcio
      Nacionalismo español y americanos
    • Homilía en el Santuario de Aparecida
      Demonio de la acedia, ¿por qué?
      Virgen de Guadalupe
      Comprender y Sanar la homosexualidad
      El rey David
      El Lugar de la afectividad en la realización humana
      El Pecado Original
      Historia de la Virgen de Luján
    • Sermón del polvo
      Sentencias y aforismos políticos
      Así son los esquimales