El tesoro escondido de la Santa Misa

Autor: Leonardo de Porto san .Visitas: 3554

El tesoro escondido de la Santa Misa

"¿Sabes, querido lector, lo que es en realidad la Santa Misa? Es el sol del mundo cristiano, el alma de la fe, el centro de la Religión católica, ha­cia el cual convergen todos los ritos, todas las ceremonias y todos los Sacramentos; en una palabra, es el compendio de todo lo bueno, de todo lo bello que hay en la Iglesia de Dios. Medita, pues, atentamente, piadoso lector, lo que voy a decirte en estas páginas para tu instrucción."

Acerca del Autor

Leonardo de Porto san

Leonardo de Porto san

Franciscano genovés, nacido en Porto Maurizio (hoy Imperia) en 1676, gran misionero popular, propagador del Via Crucis y predicador incansable de Jesús Crucificado.

Celebraba siempre la Santa Misa con cilicio y en memoria de los siete dolores de la Santísima Virgen llevó por toda la vida una cruz con siete puntas sobre el pecho.

Su apostolado fueron las misiones populares, a las que llamaba "campañas contra el infierno": en 44 años de misionero recorrió con los pies descalzos, sin sandalias, todos los caminos de la Italia del Norte y Central, predicando 339 misiones y erigiendo 576 viacrucis o "baterías contra el infierno".

Este "gran cazador del paraíso" —como le llamaba su amigo el papa Benedicto XIV—murió al clausurar una misión en 1751, como anhelaba en uno de sus propósitos: "Deseo morir en misión con la espada en la mano contra el infierno".

Beatificado en 1796 por Pío VI y canonizado en 1867 por Pío IX. Pío XI lo nombró en 1923 patrono de los sacerdotes dedicados a las misiones populares.

 

Comentarios (1)

  • Rubén

    Rubén

    05 Mayo 2013 a las 04:17 |
    Este libro es un tesoro, dificil de encontrar. Muy buena idea publicarlo.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • Adorar y amar a Dios
      El liberalismo es la iniquidad
      El orgullo
      Concepto y tipos de ateísmo según Cornelio Fabro
      Santo Tomás, la escolástica y el modernismo
      El juicio temerario
      Las cuatro formalidades del hombre
      Ética de la profesión
    • Beato Anacleto González Flores
      Fe viva y fe muerta
      Caminar, edificar, confesar
      La Realeza de Cristo y la apostasía del mundo actual
      El nuevo orden mundial en el pensamiento de Fukuyama
      Vayan por todo el mundo llevando el Evangelio
      La acedia en la sociedad
      Veinticinco de Mayo
    • La defensa del desatino
      Las llaves
      Suma Teológica I