La desintegración de la Argentina y una falsa integración

Autor: Meinvielle Julio (Teólogo) .Visitas: 4389

La desintegración de la Argentina y una falsa integración

Conferencia de Julio Meinvielle en la Ciudad de Córdoba el 12 de Diciembre de 1972.

Acerca del Autor

Meinvielle Julio (Teólogo)

Meinvielle Julio (Teólogo)

El presbítero Julio Meinvielle nació en 1905. Estudió en el Seminario de Villa Devoto y fue ordenado en 1930. Se doctoró en Filosofía y Teología y tuvo una intensa participación en los medios intelectuales católicos. Meinvielle sostuvo las ideas del tomismo y abogó por la restauración de un orden teocrático universal. Combinó su perspectiva católica con el nacionalismo y postuló la unidad entre la Nación, la Iglesia Católica y las Fuerzas Armadas, protagonistas de una cruzada contra las fuerzas del mal: el protestantismo, la masonería, el liberalismo y el socialismo. Entre 1936 y 1937 combatió vigorosamente a Jacques Maritain, considerado por entonces el filósofo católico más importante, quien en Buenos Aires se manifestó contrario al movimiento franquista y al fascismo en general.
Simultáneamente, Meinvielle se desempeñó desde 1933 como cura de la parroquia de Nuestra Señora de la Salud, en Versailles, un barrio nuevo del oeste de la ciudad. Meinvielle creó un sinfín de instituciones parroquiales, entre ellas el Ateneo Popular y una asociación de Scouts católicos, que luego fue adoptada y generalizada por el arzobispado. También se esforzó por transformar la modesta iglesia de chapa y madera en un edificio cabal. Cuando esto se concretó, en 1951, ya había dejado su puesto, pues sus manifestaciones públicas de disenso con el gobierno peronista llevaron a las autoridades eclesiásticas a alejarlo de su parroquia. Meinvielle siguió desarrollando una intensa actividad intelectual, escribió nuevos libros, y fue el mentor de sucesivas camadas de católicos nacionalistas. Murió en un accidente automovilístico en 1973.

Comentarios (1)

  • Fama Carlos

    Fama Carlos

    12 Diciembre 2014 a las 12:53 |
    Esta son cosas que no se deben olvidar ni desvirtuar, la frajibilidad de varias mente, nos lleva al desastre con el que hoy nos encontramos.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • La soberanía del hombre
      Al principio no fue así
      Nuestra Fe en Vivo - Eduardo Verástegui
      Libre examen y comunismo
      El sufrimiento
      Espiritualidad cristiana para hoy
      El Cantar de Mio Cid
      La paciencia y la Providencia de Dios
    • Fe viva y fe muerta
      La libertad religiosa en la Dignitatis humanae
      Una nueva visión de la homosexualidad
      Testimonio del malabarista católico
      Matrimonio y familia II
      Lucha y victoria sobre la acedia
      Veinticinco de Mayo
    • El hombre común
      La gran moral
      Cartas del diablo a su sobrino