La ética

Autor: Balmes y Urpiá Jaime .Visitas: 3671

La ética

Ética es la ciencia que tiene por objeto la naturaleza y el origen de la moralidad.. Algunos han dado a la Ética el título de “arte de vivir bien”: lo cual no parece exacto, pues que, si se reuniesen todas las reglas de buena conducta, sin acompañarlas de examen, formarían un arte” mas no una “ciencia”.

Fácil hubiera sido escribir un grueso volumen de ÉTICA, o filosofía moral: es materia que en las riquezas abundan, y se las puede tomar de otros, sin que se conozca el plagio; pero se ha preferido reducir el tratado a pocas páginas, ya porque lo requiere el género de la obra, ya también porque las ideas para germinar, conviene que no estén desleídas. Lo que importa es asentar los principios, e indicar con claridad y precisión el modo de aplicarlos.

Acerca del Autor

Balmes y Urpiá Jaime

Balmes y Urpiá Jaime

Jaime Balmes y Urpiá nace en Vich (Barcelona) el 28 de agosto de 1810. En 1817 comienza sus estudios en el seminario de Vich: tres años de Gramática latina, tres de Retórica y, a partir de 1822, tres de Filosofía. En 1825, en Solsona, recibe la tonsura de manos del obispo de esta ciudad, Manuel Benito y Tabernero. El curso 1825-1826 estudia el primer año de Teología, también en el seminario de Vich. Los cuatro cursos siguientes de Teología los hace, merced a una beca que le ha sido concedida en el Colegio de San Carlos, en la Universidad de Cervera.

En 1830, y por espacio de dos años, por estar cerrada la Universidad de Cervera, estudia privadamente en Vich. El 8 de junio de 1833 recibe el título de Licenciado en Teología. El día 20 de septiembre de 1834, en la capilla del Palacio episcopal de Vich, es ordenado sacerdote de manos del obispo Pablo de Jesús Corcuera. Prosigue sus estudios de Teología y, ahora también, de Cánones, nuevamente en la Universidad de Cervera. Finalmente, en 1835, recibe los títulos de Doctor en Sagrada Teología y bachiller en Cánones. Es a partir de este año de 1841 cuando “estalla” el genio de Balmes y desarrolla una actividad frenética y portentosa que en pocos meses sus escritos y su personalidad serán admirados en toda Europa.

Durante los años siguientes expondrá sus ideas políticas y sociales, y sus argumentaciones apologéticas, en cientos de artículos, a través de diversos medios como la revista quincenal La Sociedad y el periódico semanal El Pensamiento de la Nación, del que asume, además, la dirección y publicación. En 1841 escribe La religión demostrada al alcance de los niños; en 1842 El Protestantismo comparado con el Catolicismo, en sus relaciones con la civilización, una gran obra de filosofía de la historia. E inmediatamente viaja a París y Londres para tramitar las traducciones en francés e inglés. Al año siguiente, 1845 publica El Criterio, tal vez su mejor y más difundida obra.  El 27 de mayo se traslada con sus hermanos a su ciudad natal, Vich, donde muere a las tres y cuarto de la tarde del 9 de julio de 1848.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • La unidad de la Iglesia
      Método de Control Mental de Silva
      Aprende a confesarte
      Llegada a Chile
      Visperas Solemnes de Confesor
      Sermón de Matrimonio I
      La educación de los hijos
      Santo Tomás, la escolástica y el modernismo
    • Pregón Pascual 2013
      La confesión
      Caminar, edificar, confesar
      Qué nos da la fe
      El pensamiento político del Padre Julio Meinvielle
      Acerca del demonio
      Acedia y martirio
    • Historia de un alma
      Primera y última Misa de Lammennais
      Si quieres venirte conmigo