Martín Fierro

Autor: Hernández Plata Jose . Visitas: 3946

Martín Fierro

Martín Fierro, acompañado de su guitarra, canta las peripecias de su vida, quien a causa de malos tratos y acoso por parte de las autoridades se ve obligado a dejar su tierra y familia para huir a la frontera donde comienzan sus penas. Ya que en ocasiones los gauchos son víctimas de los ataques indios, logra huir y al volver no encuentra ni casa, ni familia. Entonces decide convertirse en gaucho matrero. En dos riñas diferentes mata a un moreno y un gaucho. Es perseguido por la justicia, tras ser defendido por el sargento Cruz con quien comparte las arbitrariedades de la autoridad, huyen hacia las tolderías para poner fin a la tragedia en que viven.

Acerca del Autor

Hernández Plata Jose

Hernández Plata Jose

José Hernández (nacido como José Rafael Hernández y Pueyrredón el 10 de noviembre de 1834, fallecido el 21 de octubre de 1886) fue un militar, periodista, poeta y político argentino, especialmente conocido como el autor del Martín Fierro, obra máxima de la literatura gauchesca. Participó en una de las últimas rebeliones federales, dirigida por Ricardo López Jordán, cuyo primer intento de acción finalizó en 1871 con la derrota de los gauchos y el exilio de Hernández en el Brasil. Después de esta revolución siguió siendo por corto tiempo asesor del general revolucionario, pero con el tiempo se distanció de él. A su regreso a la Argentina, en 1872, continuó su lucha por medio del periodismo y publicó la primera parte de su obra maestra, El gaucho Martín Fierro. Fue a través de su poesía como consiguió un gran eco para sus propuestas y la más valiosa contribución a la causa de los gauchos. La continuación de la obra, La vuelta de Martín Fierro (1879), en conjunto, forman un poema épico popular. Es generalmente considerada la obra cumbre de la literatura argentina. Posteriormente desempeñó los cargos de diputado y senador de la provincia de Buenos Aires. Ocupando este último cargo, defendió la federalización de Buenos Aires en un memorable discurso, enfrentándose a Leandro N. Alem.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • Reducción de embriones
      Grandes desafíos para la inteligencia hoy
      La fecundación artificial
      La Iglesia en la actualidad, el progresismo religioso
      Coronilla de la Divina Misericordia
      Mayo de 1810 y la autonomía
      Visión cristiana de la sexualidad
      Payada a la Virgen de Luján
    • El buen samaritano
      La virtud de la caridad
      Las Dos Mujeres del Apocalipsis
      Veinticinco de Mayo
      El pensamiento político del Padre Julio Meinvielle
      Principios de la moral cristiana
      Indisoluble unidad entre la Misa y la Virgen María
      Qué nos da la fe
    • La Política
      Chesterton, testigo de lo sobrenatural
      Consecuencias de la fornicación