Declaración conciliar sobre la libertad religiosa y la doctrina tradicional

Autor: Meinvielle Julio (Teólogo) .Visitas: 1835

Problemas que atañen a la filosofía y a la teología

Declaración conciliar sobre la libertad religiosa y la doctrina tradicional

La Declaración conciliar sobre Libertad Religiosa parece suscitar diversos y graves problemas que atañen a la filosofía y a la teología y que merecen por lo mismo una detenida consideración.

La Declaración Conciliar no sólo parece modificar la doctrina Católica tradicional sobre la materia, sino que también parece excluirla y rechazarla.

Aunque la Declaración conciliar nada señalara al respecto, habría, sin embargo, que buscar la coherencia interna entre una y otra doctrina, ya que un cambio  y modificación de la misma en punto tan importante y vital, pondría en cuestión la asistencia del Espíritu Santo en la Iglesia, así como la santidad de la misma.

Siendo la persona humana un valor permanente e inmutable que subsiste a través de los siglos cristianos, ¿no habrá habido violación del mismo en los siglos pasados por parte de la Iglesia si aceptamos los términos de la Declaración conciliar? Porque si es cierto que la Iglesia jamás aceptó que nadie fuera forzado a abrazar contra su voluntad la religión católica, como enseña León XIII en la Inmortale Dei, también es cierto que negó el derecho a la profesión pública de cultos falsos y errores religiosos y sostuvo la obligación y el derecho de la autoridad pública a reprimirlos siempre que no mediaran razones superiores que prescribieran la tolerancia.

Por de pronto, no hay cambio de doctrina aunque lo puede haber en su formulación. Una misma doctrina recibe dos formulaciones diferentes para dos situaciones históricas también diferentes.

Alguien pensará que la Declaración conciliar de Vaticano II viene a confirmar las posiciones que años atrás defendió tan brillantemente Jacques Maritain en su Humanismo Integral. No lo creemos.

Al determinar este problema, hemos de partir del texto y del contexto de la Declaración conciliar, examinando a la luz de toda la doctrina secular de la misma Iglesia; porque el acto verdaderamente conciliar, como acto de la Iglesia, y que merece la asistencia del Espíritu Santo, es el texto en su plena formulación objetiva, aprobado por acto definitivo de la Asamblea conciliar y del Soberano Pontífice.....

 

Acerca del Autor

Meinvielle Julio (Teólogo)

Meinvielle Julio (Teólogo)

El presbítero Julio Meinvielle nació en 1905. Estudió en el Seminario de Villa Devoto y fue ordenado en 1930. Se doctoró en Filosofía y Teología y tuvo una intensa participación en los medios intelectuales católicos. Meinvielle sostuvo las ideas del tomismo y abogó por la restauración de un orden teocrático universal. Combinó su perspectiva católica con el nacionalismo y postuló la unidad entre la Nación, la Iglesia Católica y las Fuerzas Armadas, protagonistas de una cruzada contra las fuerzas del mal: el protestantismo, la masonería, el liberalismo y el socialismo. Entre 1936 y 1937 combatió vigorosamente a Jacques Maritain, considerado por entonces el filósofo católico más importante, quien en Buenos Aires se manifestó contrario al movimiento franquista y al fascismo en general.
Simultáneamente, Meinvielle se desempeñó desde 1933 como cura de la parroquia de Nuestra Señora de la Salud, en Versailles, un barrio nuevo del oeste de la ciudad. Meinvielle creó un sinfín de instituciones parroquiales, entre ellas el Ateneo Popular y una asociación de Scouts católicos, que luego fue adoptada y generalizada por el arzobispado. También se esforzó por transformar la modesta iglesia de chapa y madera en un edificio cabal. Cuando esto se concretó, en 1951, ya había dejado su puesto, pues sus manifestaciones públicas de disenso con el gobierno peronista llevaron a las autoridades eclesiásticas a alejarlo de su parroquia. Meinvielle siguió desarrollando una intensa actividad intelectual, escribió nuevos libros, y fue el mentor de sucesivas camadas de católicos nacionalistas. Murió en un accidente automovilístico en 1973.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • La función de la poesía en la formación de la cultura
      Sin fe es imposible agradar a Dios
      La ciencia de hoy ¿lleva al ateísmo?
      El liberalismo es la iniquidad
      La conversión
      La meditación
      La Pascua
      Jesucristo Luz
    • El pensamiento político del Padre Julio Meinvielle
      La confesión
      La Vocación
      El demonio del mediodía
      Matrimonio y familia II
      El Pecado Original
      Demonio de la acedia, ¿por qué?
      Mensaje del Papa a los jóvenes de Buenos Aires
    • Suma Teológica III
      Amor y responsabilidad
      El hombre común