El ateísmo militante

Autor: Verdera Hugo Alberto . Visitas: 3308

El ateísmo militante

Con gran pasión y claridad de ideas tratará el Dr. Hugo Verdera el tema del ateísmo militante, una ideología ilógica, y que si se es ateo, ¿qué sentido tiene militar contra alguien que supuestamente no existe?

El quid de la cuestión está en que quienes militan bajo esta bandera creen en la existencia de Dios, pero no quieren aceptarlo, y por eso lo desprecian, y hacen esfuerzos dañinos para destruir todo lo que a Él se refiera, como bien deja en claro la presente conferencia.

Acerca del Autor

Verdera Hugo Alberto

Verdera Hugo Alberto

Abogado y escribano. Egresado de la universidad nacional de córdoba. Doctor en derecho y ciencias sociales por la misma universidad. Ha cursado estudios superiores de filosofía, teología, sociología e historia.

Ha sido titular de teología 1 y 2 en la facultad de ciencias económicas de la universidad del salvador habiendo dictado doctrina social de la Iglesia en la misma facultad. Ha sido docente en la universidad Católica Argentina como profesor de filosofía del derecho natural en la carrera de abogacía de la facultad de derecho y ciencias políticas, profesor adjunto de teología 3 en la escuela de ciencias políticas de la misma facultad y en la carrera de economía y administración de empresas en la facultad de ciencias económicas, pro-titular ordinario de ética profesional en abogacía de la facultad de derecho y ciencias políticas.

 Es miembro de la comisión directiva de la sociedad argentina tomista.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • Ética de la profesión
      Fundamentos antropológicos de la familia natural
      La educación de los hijos
      Ordenación sacerdotal en Valencia
      Distintas clases de cruces
      Jordán Bruno Genta
      La confesión pascual
      Rey de reyes
    • Testimonio del malabarista católico
      La vocación de los niños y la familia
      La Iglesia
      el esoterismo
      La fe
      Acedia y martirio
      El Pecado Original
      Discurso a los emprensarios argentinos
    • La Ciudad de Dios II
      Tratados morales
      La sal de la tierra