El pensamiento político del Padre Julio Meinvielle

Autor: Montejano Bernardino . Categoría: Videos, Material, Temas, Historia Visitas: 4096

Una de las mentes más brillantes que ha engendrado el suelo argentino ha sido el Padre Julio Meinvielle, hombre de Dios y de los hombres, verdadero pontífice del Señor y a la vez luz que alumbra con los destellos de la fe la incertidumbre de este valle tenebroso.

En la presente conferencia Bernardino Montejano trata de llegar a la médula de lo que fue su pensamiento político.

Acerca del Autor

Montejano Bernardino

Montejano Bernardino

Profesor de Filosofía del Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Santa María de los Buenos Aires. Es uno de los cultores más distinguidos de la tradición del derecho natural clásico en el mundo hispánico. Son de destacar, entre muchos ensayos, sus monografías sobre el racionalismo jurídico y la relación entre nación y familia. Su carácter pedagógico sobresale con especial intensidad y claramente se ven reflejados en sus páginas la pasión por la verdad, la seguridad de doctrina y el esfuerzo por hacerla asequible y fructuosa.

Su teoría examina las relaciones con el derecho positivo y la amplia consideración de su contenido. Sus escritos, fruto de su labor universitaria de los últimos años, cierran su libro que ha servido para preservar a generaciones de juristas argentinos de la atmósfera asfixiante del positivismo.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • Nuestra Fe en Vivo - Eduardo Verástegui
      Aspectos básicos de la psicopatología y de la psicoterapia
      El varón y la mujer
      El marxismo en la teología de la liberación
      Jordán Bruno Genta
      La psicología frente al hecho religioso y la moral
      El liberacionismo como institución concreta del modernismo teológico
      Todos los santos
    • Qué nos da la fe
      La crisis de la razón
      La Vocación
      La Reforma de Lutero
      Beato Anacleto González Flores
      Doctrina religiosa de Lutero
      Homilía en el Santuario de Aparecida
      Demonio de la acedia, ¿por qué?
    • La vida no nos pertenece
      El problema del dolor
      Estética del matrimonio