Interpretación bíblica en conflicto

Autor: Benedicto XVI (Papa) .Visitas: 3847

Interpretación bíblica en conflicto

"En “ La historia del Anticristo”  de Vladimir Soloviev, el enemigo escatológico del Redentor se presenta a los creyentes distinguiéndose por haber obtenido precisamente su doctorado en Teología en Tubinga, y haber escrito una obra exegética que le vale el reconocimiento de los más destacados exégetas. ¡El Anticristo un célebre exégeta! Con esta paradoja, Soloviev -hace unos cien años- ha puesto de relieve la ambivalencia que caracteriza  la exégesis bíblica moderna. Actualmente es ya casi evidente la crisis del método histórico-crítico; había, sin embargo, nacido en un clima de inmenso optimismo.

Dentro de la nueva libertad de pensamiento hacia la que la Ilustración se había lanzado, el dogma aparecía como el verdadero obstáculo para una comprensión exacta de la Biblia considerada en sí misma. Liberados de tal presupuesto inadecuado y armados de una metodología que prometía una objetividad rigurosa, parecía haber llegado finalmente la oportunidad de poder escuchar de nuevo la voz pura e inalterada de los orígenes. Lo que se había olvidado desde hacía mucho tiempo se ponía nuevamente a la luz; haciendo frente a la homofonía de la interpretación tradicional, se podía otra vez percibir la polifonía de la historia,. Y cuanto más se ponía de relieve el elemento humano de la historia sagrada, tanto más grande y más cercana parecía la acción de Dios.

Sin embargo, poco a poco, el cuadro se iba haciendo más y mas intrincado: las teorías se multiplicaban; se sucedían unas a otras y formaban una barrera que impedía el acceso a la Biblia a los no iniciados. Y, por otro lado, los mismos iniciados no leían ya la Biblia, sino que hacían, más que otra cosa, una disección para llegar a los elementos a partir de los cuales debería ser reconstruida.

El método mismo parecía exigir este camino siempre más radicalmente: no podía quedarse a mitad del camino en su búsqueda de la intervención humana en la historia sagrada; debía más bien intentar suprimir  todo residuo a-racional dejándolo todo claro".

De la introducción del autor

Ofrecemos a continuación el índice del presente trabajo:

LA INTERPRETACIÓN BÍBLICA EN CONFLICTO

A. Consideraciones Preliminares: La Situación y La Tarea

1. Planteamiento del problema

2. La tarea por hacer

B. Autocrítica del Método Histórico-Crítico sobre el Paradigma Metodológico de Martin Dibelius y de Rudolph Bultmann

1. Los principales elementos del método y sus presupuestos

2. El origen filosófico del método

C. Elementos Fundamentales Para Una Nueva Síntesis

 

 

 

Acerca del Autor

Benedicto XVI (Papa)

Benedicto XVI (Papa)

Nació el 16 de abril de 1927 en Marktl am Inn, Baviera, Alemania, en una familia tradicional. Hijo de un policía muy religioso y de una cocinera.

Interrumpió sus estudios al estallar la II Guerra Mundial, durante la cual fue asignado a una unidad antiaérea en Munich siendo miembro de las Juventudes Hitlerianas. En cuanto a la adscripción de Benedicto XVI a la Hitlerjugend, desde 1936 y por la Ley de la Juventud Alemana, la afiliación a esta agrupación juvenil era obligatoria para todos los jóvenes alemanes hasta los dieciocho años.

Cursó estudios en la Escuela Superior de Filosofía y Teología de Freising y en la Universidad de Munich.

En 1951 se ordenó sacerdote, obteniendo el doctorado en Teología dos años después. Desde 1952, fue encargado de Dogmática y Teología en Freising, y posteriormente profesor ordinario en Bonn, Münster, Tubinga y Ratisbona, donde también fue Vicepresidente de esa universidad. Si algo le marcó fueron las protestas de mayo del 68, frente a las que se alzó como un defensor de la fe frente al marxismo y el ateísmo creciente de la juventud.

Ratzinger apoyó el Concilio Vaticano II en la década de los 60 y su espíritu de convertir a la iglesia en una institución más abierta. El nombre de Ratzinger aparece en todas las polémicas dentro de la Iglesia católica para frenar los intentos de reforma de sus colegas más progresistas. En Alemania, por ejemplo, su nombre va ligado al pulso que mantuvo el cardenal Karl Lehmann, presidente de la Conferencia Episcopal alemana, en torno al debate sobre el aborto.

En 1977 comenzó a ejercer como Arzobispo de Munich-Freising llegando ese mismo año a Cardenal de la mano de Pablo VI. Ratzinger fue uno de los máximos valedores para que Karol Wojtyla se alzase proclamado Papa. Quizá por eso acompañó a Juan Pablo II hasta el final de su papado, ejerciendo siempre de guardián de la doctrina, puesto que ha ejercido oficialmente desde 1981, cuando fue nombrado Prefecto para la Congregación de la Doctrina y la Fe. Desde entonces fue también Presidente de la Comisión Teológica Internacional y de la Pontificia Comisión Bíblica.

Desde 1986 presidió la Comisión encargada de elaborar el Catecismo de la Iglesia Católica. Autor de numerosas publicaciones, entre las que destacan "El Nuevo Pueblo de Dios" y "Teoría de los principios teológicos".

El 19 de abril de 2005 el cardenal alemán consiguió reunir los votos necesarios para convertirse en el 265 Pontífice de la Iglesia católica después de un día y medio de deliberaciones del cónclave. Gobierna bajo el nombre de Benedicto XVI. Su primer viaje oficial como Sumo Pontífice fue el 29 de mayo de 2005, cuando visitó el puerto italiano de Bari el día del Corpus Christi para clausurar el Congreso Eucarístico Nacional italiano y realizar un encuentro de reconciliación con la Iglesia Ortodoxa Oriental.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • Moralidad de los tatuajes
      Ideologías anti-vida
      La violencia familiar
      Educación o relativismo
      El liberalismo
      La virilidad religiosa
      El sentido cristiano de la muerte
      Circunstancias históricas de la crisis modernista
    • Principios de la moral cristiana
      Fe viva y fe muerta
      La Vocación
      Beato Anacleto González Flores
      El rey David
      Demonio de la acedia, ¿por qué?
      Una nueva visión de la homosexualidad
      Parábola de los lirios y los pájaros
    • Práctica de amor a Jesucristo
      Florecillas
      Juan Pablo Magno