La esperanza cristiana y la civilización de la acedia

Autor: Bojorge Horacio . Visitas: 3762

La esperanza cristiana y la civilización de la acedia

Dos realidades diametralmente opuestas son la esperanza cristiana, que lleva a los hombres a trabajar y sufrir dificultades generosamente por un premio venidero, y la cultura de la acedia que se ha instalado en nuestra civilización, buscando quebrar todo deseo de hacer cosas grandes. En un magnífico análisis el Padre Bojorge deja al descubierto estas dos realidades.

Acerca del Autor

Bojorge Horacio

Bojorge Horacio

El Padre Horacio Bojorge es sacerdote jesuita. Nació en Montevideo, Uruguay en 1934, de padres católicos no practicantes.

Se formó en la escuela y el liceo laicos del estado uruguayo. Militó en la acción católica de estudiantes (1949-1952).Ingresó en la Compañía de Jesús en 1953 y se ordenó de sacerdote en Maastricht, Holanda, en 1965. Cursó sus estudios de Humanidades clásicas en Chile (1955-1956). Se licenció en Filosofía en Argentina (1959); en Teología en Holanda (1966) y en Sagrada Escritura en el Instituto Bíblico en Roma (1969).Visitó Tierra Santa en 1967.

Terminados sus estudios volvió al Río de la Plata en 1969, años marcados, en lo político, por la guerrilla urbana; en lo teológico por la teología política y de la liberación, y en lo eclesial por la división, la confusión y la desorientación.

Desarrolló desde entonces una intensa actividad dedicándose a la vez al estudio y la enseñanza de las Sagradas Escrituras, a diversos niveles, tanto académico como pastoral. Ha predicado y dirigido ejercicios espirituales de San Ignacio y ha escrito sobre este tema artículos y estudios.

Ha sido profesor de Sagrada Escritura en diversos seminarios y facultades católicas de teología. Es profesor en la Facultad de Teología en San Miguel (Prov. De Buenos Aires).

Docente emérito de Cultura y Lenguas bíblicas en la Universidad de la República (Montevideo). Es autor de un método para el aprendizaje del hebreo bíblico. Ha publicado numerosos libros y artículos.

Se desempeña en toda clase de ministerios sacerdotales entre los fieles: Dirección de ejercicios espirituales ignacianos; predicación de retiros y novenas; confesiones; dirección espiritual; enseñanza bíblica y de espiritualidad.

Comentarios (1)

  • Cesar Octavio

    Cesar Octavio

    07 Septiembre 2013 a las 04:11 |
    El P. Horacio B, es un campeón de los cuadriláteros, quien a ahuyentado,lobos, coyotes, zorros, que se habían apropiado del cetro de la cátedra de pedro, y con su pluma ligera pero de duro golpe como el mazo de acero, les a pegado ganchos de hígado, y de mandibula derribando a los gurues de los mundanos que nos tenían apabullados con sus falsas doctrinas, y que sino fuera por el P. Horacio, nos hubieran seguido humillando. Han caído pues a la lona J. Luis Segundo, Anselm Grum, y otros de menor valía que no vale la pena ni siquiera mencionar, se hicieron añicos al caer Hurra por nuestro CAMPEON

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • La decadencia de la inteligencia
      El milagro de la Resurrección
      Estado totalitario mundial y perversión del lenguaje
      Todos los santos
      El divino impaciente
      Ideologías anti-vida
      Cristofobias
      La ciencia de hoy ¿lleva al ateísmo?
    • Homilía en el Santuario de Aparecida
      Una nueva visión de la homosexualidad
      Discurso a los emprensarios argentinos
      La fe
      La Iglesia
      Iglesia y masonería
      Caminar, edificar, confesar
    • La Sábana Santa
      Ángeles tutelares
      ¿Por qué me hice Católico?