Motivos valederos para espaciar los hijos

Autor: Fuentes Miguel Ángel IVE . Visitas: 4835

Motivos valederos para espaciar los hijos

La concepción de un nuevo ser es algo que implica responsabilidades muy grandes. Sin embargo, la utilización de métodos de regulación natural, lícitos en determinadas situaciones, exige en el matrimonio una causa importante que justifique tal conducta.

Acerca del Autor

Fuentes Miguel Ángel IVE

Fuentes Miguel Ángel IVE

El P. Miguel Ángel Fuentes, es sacerdote del Instituto del Verbo Encarnado, ordenado en 1984. Licenciado en teología por la Pontificia Universidad Angélicum, de Roma; y doctor en Teología con especialización en Matrimonio y Familia, por el Instituto Giovanni Paolo II, de la Universidad Lateranense de Roma.

Ha sido profesor en la Universidad Católica de San Luis, en el Seminario Diocesano de San Rafael, en la Casa de estudios Fulton Sheen Residence, en Washington (USA), en el Estudiantado Santa Catalina, de San Rafael (Argentina), y en el Seminario religioso del Instituto del Verbo Encarnado, en San Rafael. Actualmente es docente en este último centro de estudios y dicta cursos de actualización teológica en Argentina, Italia y Estados Unidos.

Ha publicado numerosos artículos en revistas de teología, una veintena de libros (algunos de ellos traducidos al inglés, al italiano, al portugués y al árabe), y los veintiún números de la colección “Virtus” (sobre formación de la afectividad). Es el director de la página “El Teólogo Responde” y asesor del CEyTEC (Centro de estudios y tratamiento de enfermedades de la conducta).

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.

    • Método de Control Mental de Silva
      La anticoncepción es pecado
      Juana Tabor
      Prevención del SIDA
      El noviazgo con una persona divorciada
      La Virginidad
      Jauja
      Arte y palabra, exigencia de la creación artística
    • Mensaje del Papa a los jóvenes de Buenos Aires
      La acedia en la sociedad
      Jornada de la Evagelium Vitae
      Pregón Pascual 2013
      San Agustin y la Historia
      Fe viva y fe muerta
      Veinticinco de Mayo
      La acedia familiar
    • El señor del mundo
      El criterio